Flamenco, literatura y viceversa

La historia del flamenco y la literatura está plagada de sinergias, de asociaciones y relaciones que discurren en los dos sentidos.

Ya en el siglo XVII, Cervantes recoge en sus novelas ejemplares el mundo gitano y con este, algunas muestras flamencas como las seguidillas de la comedia La Entretenida o de Rinconete y Cortadillo. Aunque en siglos posteriores haya un alejamiento de lo popular, cuando aparece el Romanticismo y su puesta en valor de lo tradicional vuelve a recorrer las páginas literarias el flamenco, y así sus ecos resuenan en Bécquer. Pero son otros nombres los que sobresalen en esta relación entre cante y poesía: Manuel y Antonio Machado, Federico García Lorca y Rafael Alberti que inician la corriente neopopularista o más actual, Caballero Bonald que deja sentir en su obra su vertiente de flamencólogo.

Hasta que el pueblo las canta
las coplas, coplas no son,
y cuando las canta el pueblo,
ya nadie sabe el autor.
(Manuel Machado)

Recogemos estos versos de Manuel Machado para continuar con la otra dirección en la que discurre la relación entre flamenco y literatura. El flamenco es poesía popular y tradicional en sí mismo, determinado por la difusión oral, la propagación colectiva y un estilo peculiar en el que prima la brevedad, la condensación y la concentración. En este sentido, Lorca dirá que “Los verdaderos poemas del cante jondo no son de nadie, están flotando en el viento como vilanos de oro y cada generación los viste de un color distinto, para abandonarlos a las futuras. Los verdaderos poemas del “cante jondo” están en sustancia, sobre una veleta ideal que cambia de dirección con el aire del Tiempo”. Sin embargo, el crecimiento que ha tenido el flamenco en los últimos años ha hecho que acudan a las obras de la literatura, sobre todo a la poesía, para nutrir de letras su música y difundir la obra de estos autores al mismo tiempo. Ejemplos son Omega, de Enrique Morente y Lagartija Nick donde se recuperan poemas de Federico García Lorca; Sonetos y poemas para la libertad de Miguel Poveda con poesías de Miguel Hernández, Quevedo, Lope de Vega, Rafael Alberti, Neruda, Ángel González…; o Raíces y alas de Carmen Linares que rinde homenaje a Juan Ramón Jiménez; entre otros.

Concluimos para celebrar el día del flamenco con el vídeo de nuestro paisano Arcángel que canta “La aurora de Nueva York” de Poeta en Nueva York obra surrealista de Federico García Lorca

 

El cómic

Aunque actualmente ha cobrado una gran importancia el cómic a través de su difusión en la gran pantalla, las historietas o tebeos (como se denominaban en español) han acompañado a niños y no tan niños desde hace más de 100 años. Las peculiaridades de este género (predominio de la imagen, narración rápida, lenguaje coloquial, recursos humorísticos…) lo convierten en una forma diferente de lectura y, en algunos casos, más atractiva para acercarse a determinadas obras o autores clásicos. Así, en los últimos años vemos la publicación de cómics o novelas gráficas como El diario de Anna Frank de Ari Folman y David Polonsky o, la novedad de este año, el cómic Vida y muerte de Federico García Lorca de Ian Gibson y el dibujante Quique Palomo.

No obstante, fueron las décadas del 30 al 50 las que supusieron la edad dorada de este género donde la creatividad fue profusa y existía una gran variedad temática: superhéroes, miedo, western, amor…t_dcm_archives_new

Actualmente, podemos disfrutar de estos cómics gracias al Digital Comic Museum (DCM) donde se ofrecen más de 15000 ejemplares de esta época para descargar y compartir de manera gratuita y legal, puesto que todos son de dominio público. Eso sí, mayoritariamente en inglés y no muy conocidos. Para comenzar a bajarlos solo es necesario crear una cuenta, sin pagar nada, y ¡a disfrutar!

Recomendación del mes: Don Juan Tenorio

En estos días tan señalados que identificamos con monstruos, brujas, vampiros… y demás especímenes terroríficos que invaden las calles de nuestra localidad, no podemos dejar de recordar dentro de la tradición española una obra tan representativa del día de Todos los Santos como el Don Juan Tenorio de Zorrilla.

Aunque el segundo acto se lleva a cabo en un cementerio que va adquiriendo un aspecto fantasmagórico, la relación con este día se basa en primer término en el éxito que tuvo su representación teatral un 1 de noviembre de 1844, a la segunda. Desde entonces, el Don Juan de Zorrilla reaparece cada año en teatros, programas de radio, televisión, etc.

Por esto, desde la biblioteca del IES La Alborá rendimos nuestro pequeño homenaje a este clásico de las letras españolas incluyéndolo en el reto lector del mes de noviembre. Como introducción al texto diremos que esta obra dramática, perteneciente al romanticismo español, aborda la figura del donjuán, joven amoral y libertino que seduce a mujeres, presente ya en El Burlador de Sevilla, pero que a diferencia de este, se enamorará y… el final tendréis que averiguarlo vosotros.

don-juan-tenorio_1